Cixí, la emperatriz De Jung Chang

Cixi, la emperatriz viuda, es uno de los secundarios reales y de lujo de Los últimos días del imperio celeste. La verdad es que la anciana es un personaje que da mucho de sí y que lamentablemente para los ojos de la historia occidental y de su propio país como una gran villana. Pero no hay que olvidar lo que debió suponer pasar de ser concubina a emperatriz y reinar en aquel momento y lugar. Tiene su mérito.

Casualmente, acaba de salir al mercado una biografía Cixí, la emperatrizde la que hablan maravillas y que da una visión diferente. Yo ya lo tengo en la pila, así que os hablaré de él proximamente. Como anécdota diré, que este libro ha tenido una conexión española (su correctora) con Los últimos días del imperio celeste.

Cixí, la emperatriz

La concubina que creó la China moderna

Jung Chang

La monumental biografía de una de las mujeres más poderosas y transgresoras de todos los tiempos, por la autora que cautivó a los lectores con Cisnes salvajes

Uno de los mejores libros de 2013 según The New York Times

A los dieciséis años, Cixí fue elegida una de las numerosas concubinas del emperador. Pasó entonces a vivir en la Ciudad Prohibida de Pekín, rodeada de eunucos —de uno de los cuales se enamoraría más tarde, con consecuencias trágicas—, y su astucia le permitió no sólo sobrevivir en la corte sino también escalar posiciones hasta convertirse, tras el nacimiento de su hijo, en segunda consorte. Cuando el emperador murió en 1861, el hijo de ambos, de cinco años, le sucedió en el trono, y Cixí puso en marcha un golpe de Estado contra los regentes propuestos por su marido y tomó así el mando de China.

La emperatriz viuda transformó un imperio medieval dándole los atributos de un Estado moderno: industria, ferrocarril, electricidad y un ejército provisto de lo último en armamento. Abolió castigos tan horribles como la «muerte por mil cortes», puso fin al tradicional vendado de pies y dio los primeros pasos hacia la liberación de la mujer.

Apoyándose en fuentes hasta hoy desconocidas, Jung Chang, autora de la aclamada novela Cisnes salvajes, no sólo da cuenta magistralmente del astuto y valiente manejo de la política por parte de Cixí, sino que también traslada al lector a los rincones de su espléndido Palacio de Verano y al harén de la Ciudad Prohibida de Pekín y describe con todo lujo de detalles un mundo, mezcla de tradición y modernidad, que hoy resulta casi increíble.
La crítica ha dicho…

«Cautivadora. Lo que resulta tan provocador de la lectura de esta nueva biografía son las similitudes entre los desafíos que afrontó la corte Qing hace un siglo y los que afronta hoy el Partido Comunista chino. Una historia tan relevante como evocadora.»
Orville Schell, The New York Times

Advertisements
Categories: Historia, Libros | Tags: , , , , | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: